Pactan Viaducto Metropolitano

En 15 días se comenzará a construir la primer vialidad de cuota dentro de la zona metropolitana.

Se trata de la autopista Los Remedios-Ecatepec, o Viaducto Metropolitano, proyecto que estuvo cinco años en negociaciones entre el Gobierno del DF y el Edomex.

La noche del jueves, representantes de ambas administraciones firmaron un convenio de coordinación en el que se autoriza a los mexiquenses cruzar por el territorio capitalino para hacer la arteria.

"El convenio prácticamente es la definición del Gobierno del DF, la cual reconocemos, para que podamos pasar por la Delegación Gustavo A. Madero, son unos 3.8 kilómetros", explicó el secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz.

La vialidad tendrá una longitud de 24.5 kilómetros e iniciará en la zona de Satélite para cruzar por Tlalnepantla, Gustavo A. Madero, Ecatepec y Nezahualcóyotl, hasta llegar a las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

La carretera se hará sobre el cauce del Río de los Remedios, el cual se comenzó a embovedar desde principios del año 2002.

Ruiz informó que la autopista de tres carriles por sentido será de peaje, a un costo de 1.20 pesos por kilómetro (29 pesos por el trayecto total), y la empresa que hará la obra en dos años será ICA con una inversión estimada en 5 mil 200 millones de pesos.

El convenio establece que los Gobiernos se comprometen a realizar 7 obras para contrarrestar los efectos de la autopista, por un monto de 600 millones de pesos.

Sin embargo, el Edomex aportará otros 70 millones al mejoramiento urbano del Anillo Periférico, que comprende la autopista dentro del DF, reforestar de espacios públicos y actualizar el proyecto ejecutivo para la construcción del Anillo Periférico Arco Norte.

De acuerdo con información de la Secretaría de Desarrollo Metropolitano, la obra permitirá la conectividad de la Autopista México-Querétaro-Anillo Periférico, la Autopista México-Pachuca, el Circuito Exterior Mexiquense y la Autopista Peñón-Texcoco.

Además, dará la oportunidad de conectarse con la Autopista Chamapa-Lechería en una segunda etapa, lo cual incrementará la oferta vial metropolitana, para evitar entrar al DF.